admin No hay comentarios

¿Cuáles son las tres ayudas para desempleados de larga duración?

Actualmente hay tres asistencias extraordinarias para parados de larga duración que tienen necesidad de rentas y que han consumido todos los subsidios y prestaciones ordinarios. Dos de ellas llevan algunos años funcionando (RAI y Plan Prepara). El Programa de Activación para el Empleo (PAE), inició en enero de 2015 y el gobierno ha notificado su extensión hasta el 15 de abril de 2017.

No estamos hablando de ayudas alternativas, sino que cada una se debe solicitar en un momento específico.

Cuando un parado de larga duración agota todas las prestaciones o subsidios por falta de empleo, puede considerar si tiene opción a alguna de las ayudas extraordinarias:

  1. Si es desempleado de larga duración mayor de 45 años, discapacitado, víctima de violencia de género o emigrante devuelto, podrá considerar si puede optar por  la Renta Activa de Inserción ( RAI ).
  2. Si no califica para los requisitos de la RAI, puede solicitar el Plan Prepara.  Si ya consumió la RAI, no podrá pedir el Plan Prepara después.
  3. Si agotó la RAI y/o el Plan Prepara, y no tiene opción a ninguna otra ayuda gubernamental, la tercera opción es el Programa de Activación para el Empleo (PAE), para desempleados de largo tiempo con carga familiar,  que es la última de las ayudas existentes.

A continuación explicaremos cada una de ellas.  Las tres tienen en común que solo se pueden solicitar si existe ausencia de rentas y se han consumido todos los subsidios y prestaciones por desempleo.

 

1 – La Renta Activa de Inserción (RAI)

La Renta Activa de Inserción (RAI), consiste en una ayuda de 426 euros mensuales, que se concede  por ciclos de 11 meses renovables hasta tres veces (33 meses en total) que se concede en cuatro puntuales casos:

  • Para parados de largas duraciones y mayores de 45 años.
  • Para desempleados de larga duración con impedimentos superiores al 33%.
  • Víctimas de violencia de género
  • Emigrantes devueltos.

En los primeros dos casos, se estima que es desempleado de larga duración el trabajador que ha estado suscrito ininterrumpidamente como solicitante de empleo al menos 12 o más meses, o sea, un año o más de paro y además cumple el resto de requisitos de la ayuda.

2 – El plan prepara

El Plan Prepara, es una ayuda para desempleados de larga duración, o para quienes tengan cargas familiares y hayan agotado todas y cada una de las prestaciones o subsidios.

El Plan Prepara Es una ayuda extraordinaria que debe solicitarse antes de que pasen dos meses después de consumir la última prestación o subsidio por desempleo. Se puede solicitar si se tienen cargas familiares o si se es desempleado de largo tiempo. Se estima “parado de larga duración” al trabajador que ha estado suscrito como solicitante de empleo al menos 12 meses de los últimos 18 meses.

Los requisitos para recibir esta ayuda son:

  • Tener al menos 12 meses continuos como solicitante de empleo en los últimos 18 meses o bien tener cargas familiares.
  • Haber consumido una prestación o subsidio por paro y pedir este subsidio antes de que hayan pasado dos meses desde esa fecha.
  • No tener derecho a extender la prestación ni el subsidio, ni a beneficiarse de ningún otra ayuda por paro, como la RAI.
  • No haber devengado con anterioridad ninguna prestación de este tipo, como por ejemplo, el PRODI, el anterior plan Prepara, la Renta Agraria, o la Renta Activa de Inserción (RAI).
  • Estar carente de rentas.

3 – El Programa de Activación para el Empleo (PAE)

El PAE es una ayuda que se puede solicitar y caduca el 15 de abril de 2017.  Es una asistencia que  ha beneficiado a unos 100.000 parados de larga duración. Esto es una cantidad comparativamente baja siendo que el 45% de los desempleados suscritos ya no recibe ninguna  ayuda. La razón es que las exigencias son sumamente estrictas y que es una ayuda solo para aquellos con responsabilidades familiares.

Fundamentalmente, este aporte de 426 euros durante medio año está prescrito para desempleados de larga duración con cargas familiares.  Deben estar suscritos en el paro a fecha 1 abril de 2016, y han consumido obligatoriamente todas las ayudas posibles. Esto incluiría el Plan Prepara o la tercera RAI,  además, tienen seis meses sin devengar algún subsidio o prestación.

Un requisito fundamental en estas ayudas es registrarse al paro y no dejar de renovar la demanda de trabajo.

Con PAE, además del requisito de ausencia de rentas, es necesario demostrar que el trabajador es desempleado de larga duración. Para esto debe estar suscrito como solicitante de trabajo y no olvidar nunca la renovación de su solicitud. Si se pasa la fecha de sellar el paro, se pierde la antigüedad como solicitante. Si se está devengando el subsidio y no sella el paro, se sanciona con la eliminación de la ayuda aprobada.

Aunque muy selectivo, el Programa de Activación para el Empleo (PAE) provee ayuda generosa a parados de larga duración. Este programa alcanzará su culminación en abril de 2017, quienes sumen los requisitos no dejen de apuntarse al paro. Así pueden optar a cualquier otra ayuda que pueda surgir una vez que caduque el programa.